Bar de Vinos

Olivier Dauga Un Hombre de Vino Real

Por  | 

Hoy me propongo hablar de Olivier Dauga un hombre reconocido, admirado por profesionales y amantes del vino.

Olivier Dauga nace en Libourne, en 1964, en una familia de bodegueros, donde muchas personas que han escrito sobre el han dicho que había nacido con una cepa en una mano y un racimo de uvas en la otra, con esto creo que han querido transmitir que es una persona que tiene la viña y el campo en la sangre, después de conocerlo personalmente también podría definirlo de esa manera, es una persona amante del vino, una persona que se preocupa por el medio ambiente y por el cuidado de lo más importante para los bodegueros, la tierra.

Olivier Dauga es 7º generación de bodegueros, y en su infancia combinaba el cuidado del campo de su familia, con su segunda familia, la del rugby, Olivier Dauga, durante su juventud jugó en la segunda línea del equipo de rugby de Coñac el “Bataillon de Joinville”, donde demostró tener tanta pasión por el juego que por el campo, donde lo llevo a jugar al estadio Bordelés. Olivier Dauga adquirió el saber jugar en equipo, el honor, respeto entre jugadores y la amistad, cualidades que han marcado para él sus pasos en la vida.

Tras haber pasado con él varios días, enseñándome sus vinos, los vinos de sus clientes, compartir la noche del “Chandeleur”, conocido como el día de Candelaria donde la tradición nos lleva a hacer crepes salados y dulces, en un lugar mítico con Manel, de “la fabrique pains et bricoles”, nos han invitado a conocer el proceso del Armagnac en una buena compañía con los directivos y jugadores del equipo de Agen, en el Château Pierron, en todos estos encuentros he percibido su pasión por su profesión ó por sus clientes, su manera de trabajar o de intentar transmitirle sus pensamientos e ideas sin duda es un apasionado de todo esto.

Olivier Dauga no es un bodeguero y experto viticultor, por sentarse en una clase a estudiar teoría y luego aplicarla, Olivier Dauga ha aprendido su oficio de una manera auto-didáctica y rodeado de los mejores es una de esas pocas personas que habla con la naturaleza o mejor dicho que la escucha, os puede pasar que penséis, que estoy alucinando, pero no.

Yo recuerdo cuando mi abuelo miraba el campo y decía cuántas botellas de aceite podía tener, o cuantos posible cachorros iban a tener los animales y cuando yo era joven, pensaba que mi abuelo me metía, pero no, es ese octavo sentido que tienen las personas del campo.

No solo los años que lleva con éxito en este sector sino también su cartera de clientes hablan de él como la persona en quien se puede apoyar uno para llevar a cabo la gestión de su viñedo, realmente es muy complicado destacar en el vino, con la cantidad de medios necesarios que se necesitan para resaltar es por eso que los consejos de Olivier Dauga es una ráfaga de aire fresco cuando los bodegueros se bloquean en sus objetivos.

Los objetivos para Olivier Dauga es aportar lo mejor a cada uno de los bodegueros con los que trabaja. Es consciente de cada presupuesto por cada uno de ellos, no suele coger nuevos clientes e insiste en que sus clientes inviertan en las últimas novedades tecnológicas en asuntos del vino. Lo más importante para un Merlot es sacar a relucir la exaltación de la fruta. Para un Cabernet Sauvignon, lo más importante es traer una textura rica y un hermoso cuerpo. Para un Sauvignon Blanc, lo más importante es capturar los aromas. La fecha de la cosecha se elige según los sabores de los vinos que se obtendrán,solo cuando está madurando, no en la madurez máxima. Para un Garnacha, lo más importante es mantener su finura y elegancia. Para un Syrah, lo más importante es conservar las notas de fruta madura y especias. La identidad visual de un viñedo no se descarta. Olivier Dauga también puede ayudarte a crear la imagen en la imagen de marca global de la finca vinícola y su vino. Un buen vino primero debe ser creado. Y tras crearlo una de las partes más importantes es que el vino se venda.

También podemos reconocer el trabajo de Olivier Dauga viendo su palmarés de premios y menciones, pero sinceramente, lo más importante y el primer paso es conocerlo, uno no pierde el tiempo.

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario Iniciar sesión