Gastronomia

Descubrimos la Chocolateria Saunion que Celebra sus 125 años

Por  | 

©Descubre Magazine

Descubrimos la Maison Saunion que hoy celebra sus 125 años de Historia en la ciudad de Burdeos.

Es en 1893 que Manuel Saunion adquiere la confitería Bordelesa que en aquel tiempo estaba situada en la calle Sainte Catherine. Posteriormente Yvonne Deschamps, la tía abuela de Thierry Lalet, quien meterá definitivamente esta maison en esta familia de renombre.

En 1927, la abuela de Thierry Lalet, transportará por motivos de comodidad la Maison Saunion en su actual sede en Cours Georges Clemenceau. Después de conocer cuatro direcciones diferentes de la ciudad, la abuela de Thierry Lalet instala su chocolatería familiar en pleno centro del triángulo de los comerciantes y para todos los bordeleses.

Todos los bordeleses de la ciudad a día de hoy y si sobre todo aman el chocolate, conocen esta chocolatería y sobre todo sus chocolates.

Guy LaLet en la época de Marie-Christine hereda la Maison Saunion y el cargo de director de una plantación de caoutchouc en Viêt-Nam, décide lanzarse en la profesión y convierte la Maison Saunion una de las referencias bordeleses en términos de delicias.

La Maison Saunion es toda una institución Bordelesa con más de 125 años de historia.

En estos 125 años, la maison Saunion ha tenido famosos resurgir entre las demás chocolaterías porque sus creaciones se han vuelto indispensables y reconocidas.

En 1930 nace el primer chocolate que ara que la Maison Saunion alcance su primer aire de renombre. Creado en los años 20 por la abuela de Thierry Lalet, Alix Richon, que lo hace dando homenaje a las ruina del Palacio Gallien y será recompensada por el Club des Croqueurs de Chocolat, “Le Gallien” es una delicia refinada asociada al nougat, almendras y praliné derretido (como unas almendras garrapiñadas) que entran a formar parte de los grandes chocolates de Francia.

En los años 70, Guy Lalet innova nuevamente para la Maison Saunion, siendo uno los primeros en hacer una pareja que persiste hasta días de hoy, compuesta por los grand crus y el chocolate. No contento con esto, lo perfecciona incluyendo en su fórmula el jengibre y el anís refinado, dando así un sello único de la maison.

En 1950 Guy Lalet, se convierte también en el creador del “Clemenceau”, que vendría a ser una cereza caramelizada o envuelta de un fino baño de chocolate de leche y rhum, esta delicia solo la producen para las fiestas los demás chocolateros, pero la Maison Saunion la propone durante todo el año en su tienda. Si nos fijamos en el logotipo de la Maison Saunion, podemos observar también que aparece como forma y como reivindicación de esta delicia.

©Anaka

Thierry Lalet, hereda la Maison Saunion y es cuando gracias la Maison Saunion gana “Awards du chocolat” y es también reconocido como uno de los doce mejores maestros chocolateros de Francia.

Thierry Lalet 4ª Generación de maestros chocolateros en su familia y superando el listón que le dejaron a superar. Sus mejores críticos, sus hijos y su padre.

Siempre en la línea de los crus y chocolate, un bombón bañado en una fina capa de gelatina de vino de Burdeos “L’Agassac de Saunion”. Un chocolate de temporada que cambia cada primavera en función del crudo anual.

Por descontado que la Maison Saunion y Thierry Lalet están en plena fabricación de chocolates, y figuritas para pascuas. Toda clase de animalitos, huevos, peces, campanas y un largo etcétera. Pero me gustaría remarcar el más simpático para mi que es el fish & chips.

Descubre La Maison Saunion – ©Descubre Magazine

Quiero remarcar el Fish & chips, porque me parece super original, porque no solo es chocolate, ya que no olvidan su arte en confitar frutas. viene un pescado mediano, junto con tiras de naranja confitada en forma de patatas fritas y todo ello en un cono de papel de periódico, muy conseguido. y su precio es de 8€.

Luego también tienes a Jack la piraña y Joe el pez mina, los dos con chocolate blanco y chocolate de leche, aunque tienen una gran variedad de chocolates, negro, sin azúcar, con leche y otro largo etcétera.

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario Iniciar sesión